Home » Publicaciones » Viaje de observación de aves en Bulgaria

Viaje de observación de aves en Bulgaria

En este artículo artículo explicamos la primera parte de un viaje ornitológico de 2 semanas, ideal para los amantes de las aves, la naturaleza en general, los deportes al aire libre y la fotografía.

Bulgaria es un destino poco conocido dentro de los circuitos turísticos de Europa. Es por ello que muchas de las maravillas que podemos encontrar en este país son poco conocidas y aprovechadas por los turistas. Desde senderismoeuropa.com , hace ya más de 10 años que empezamos a visitar este lugar de Europa y desde entonces se ha convertido en nuestro destino favorito. Tanto si te gustan los destinos tradicionales, el turismo cultural, o los viajes de turismo activo, Bulgaria es el lugar ideal para cualquier turistas. Destinos poco masificados, naturaleza salvaje en excelente estado de conservación, una cultura milenaria, y una geografía envidiable desde el mar hasta la montaña.

La biodiversidad de Bulgaria es uno de sus activos más importantes y en lo que se refiere a las aves, cuenta con una enorme cantidad de especies, que habitan durante todo el año o que van y vienen con las migraciones anuales. Bulgaria también cuenta con algunas de las mejores zonas de avistamiento de aves.

Antes de iniciar nuestro viaje de 2 semanas, no podíamos si quiera imaginar la cantidad de especie de aves que podríamos llegar a ver en tan pocos días. Nuestra cámara de foto esta repleta de fotos de todas estas especies y de los paisajes mágicos que encontramos a nuestros paso en su habitat.

En este artículo nos centramos en la primera parte de nuestro viaje.

Recorrimos la costa búlgara del Mar Negro, Los Balcanes centrales, las montañas de los Rodopes y de Vitosha.

Evidentemente para este viaje contamos con la ayuda inestimable de expertos, sin los cuales hubiera sido imposible sacar tal rendimiento. Gracias a estos expertos guías locales pudimos recorrer los mejores lugares para la observación y fotografiado de aves y también ofreciéndonos información muy útil para identificar las distintas especies y conocer un poco más sobre ellas.

Iniciamos nuestro viaje al sur de Bulgaria, en la zona fronteriza de Bulgaria con Grecia, las montañas conocidas como “Los Ródope”. Es una zona boscosa, compuesta principalmente de pinos .

El paisaje se caracteriza por la proliferación de picos altos y escarpados, y se encuentra salpicado de ríos formando profundas gargantas en la roca caliza. Desde la garganta de Trigrad pudimos empezar nuestra observación y las fotografías. Lo primero fue inmortalizar el paisaje, de una belleza increible, y luego las aves.

En este punto pudimos observar multitud de especies. Las más grandes e impresionantes son:

  • El Aguila imperial del Este (Aquila heliaca) .

  • Buitre Leonado (Gyps fulvus).

  • El Buitre negro (Coragyps atratus)

  • Halcón peregrino (Falco peregrinus).

  • Cigüeña Negra (Ciconia nigra) en sus nidos construidos en las paredes de rocas de los acantilados.

     

Además de los reyes y reinas del aire, también pudimos ver a las siguientes aves:

  • Treparriscos de Bulgaria (Tichodroma muraria).

  • Vencejo real (Tachymarptis melba).

  • Avión roquero (Ptyonoprogne rupestris)

  • Mirlo acuático europeo (Cinclus cinclus).

  • Lavandera cascadeña y la Lavandera blanca (Motacilla).

  • Alimoche común(Neophron percnopterus).

  • el Pigargo europeo (Haliaeetus albicilla).

  • La Perdiz de Chucar (Alectoris chukar).

  • Escribano hortelano (Emberiza hortulana).

Pero además existen otras muchas especies, que aunque en esta ocasión no se dejaron ver ni fotografíar es posible encontrarlas con cierta facilidad, todo es cuestión de paciencia y observación. Algunos ejemplos son: Curruca mirlona oriental, el Carbonero sibilino o lúgubre entre otros.

Más al sur, cercana a la costa , pudimos avistar al Aguila imperial y esta vez si, a la Curruca mirlona oriental. Es muy llamativo como occidente y oriente se juntan en Bulgaria y no solo culturalmente si no también en lo que a las aves se refiere. Aquí encontramos aves asiáticas que solo habitan en esta zona de Europa.

Camino de la costa, nos detuvimos en las montañas de Strandzha, también un paisaje muy bonito de picos poco pronunciados coronados de un espeso bosque. Aquí pudimos observar el Alcaudón núbico, el Papamoscas semicollarino, etc.

En la zona costera de los acantilados vimos al Cormorán moñudo, el Búho real y el Ratonero moro.

Otro lugar interesante para detenerse en la zona de la costa, son los los humedales de Shabla y Durankulak, junto a la frontera con Rumanía. En estos humedales podemos encontrar cerca de noventa especies diferentes de aves habitando en la zona de los lagos. Entre ellas pudimos ver a una de las más escurridizas, como el Carricero agricola, una especie asiática que solo podemos encontrar en esta zona de Europa. Además de ellas, entre las más interesantes tenemos:

El Cernícalo patirrojo , el Aguilucho lagunero, el Porrón pardo , la Canastera común y el Alcaudón chico.

Por cuestiones de tiempo y espacio nos vemos en la necesidad de parar el relato de nuestra aventura aquí, y dejar el resto para otra ocasión, os seguiremos contando sobre este hermoso recorrido de avistamiento de aves y fotografía por Bulgaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Universidad Nacional de Colombia Autopista Norte Calle 59 A 63 020 | Medellín | Teléfono: 430 9061